Captación de agua del Simien

trabajo de agua en Simien

Después de la instalación solar fotovoltaica, ¡es el turno de la captación y la aducción del agua del manantial de Simien para llegar a la escuela de Sona! Este es el último gran proyecto de la temporada seca 2020-21. Se está llevando a cabo con gran rapidez antes de que llegue la temporada de lluvias. Un sistema provisional de bombeo de agua del río había sido instalado para abastecer rápidamente las obras de la escuela. Desde el principio se planificó una instalación permanente de mayor calidad. Hacía tiempo que se había identificado un surgimiento de agua de manantial a 1,5 km aguas arriba de la escuela. La autoridad local del agua, con sede en Janamora, se implicó, por supuesto, en el proyecto e incluso se ofreció a hacerse cargo de las obras de captación. La Fundación se encargará de la tubería de transporte, almacenamiento, depuración y distribución del agua.

Agua del Simien

Apodado "la torre de agua de África", el macizo Simien es un auténtico depósito de agua de manantial. Innumerables arroyos y ríos atraviesan las montañas. El Nilo Azul nace allí antes de unirse al inmenso lago Tana, donde adquiere su condición de río principal del continente africano. La meseta de Sona no es una excepción a la regla y está atravesada por una serie de pequeños arroyos y resurgimientos. La extracción de agua de la Simien es habitual, ya que, según la autoridad local del agua, cada año se construyen entre 10 y 15 nuevas extracciones de agua en esta zona de la Simien. La construcción de la Sona estaba prevista inicialmente para 2020, pero los retrasos debidos a la crisis sanitaria la han retrasado a 2021.

Simien Etiopía imagen libre de derechos

Una captación de agua de manantial del Simien

A diferencia del agua de los ríos, que puede estar contaminada por la actividad humana y, sobre todo, por el ganado, la captación de agua de un manantial garantiza una buena calidad, sobre todo a 3.600 metros de altitud en el Simien. Este requisito de calidad es imprescindible para poder realizar las acciones de sensibilización y educación en buenas prácticas sanitarias previstas en el programa de la Fundación.

El sistema completo de agua en Sona

El manantial está situado a una altitud de 3543 metros (93 m por encima de la altitud de la escuela), a una distancia lineal de 1482 metros de la escuela. El caudal que debe garantizarse es de unos 800 l/h. Los trabajos en la zona de captación están previstos para las próximas semanas. Depende de la administración del agua, que lo financia. 

A su llegada, también se instalará un sistema de almacenamiento de 2 tanques de 2000 litros cada uno. Se está construyendo una infraestructura que albergará los tanques en altura, así como los sistemas de filtración y esterilización UV previstos. Este se alimentará de electricidad mediante un sistema fotovoltaico completo y autónomo que se ha instalado con el resto del sistema de generación de energía. 

No obstante, la mayor parte del trabajo está representada por la tubería de agua subterránea que, a lo largo de 1,6 km, conectará la fuente con la escuela.

¡Una comunidad movilizada!

Un equipo de topógrafos acudió a principios de marzo de 2021 para determinar la ruta correcta, evitando los puntos altos y bajos que pueden provocar graves fallos en la instalación. En particular, la acumulación de sedimentos en los puntos bajos, o bolsas de aire en los puntos altos. La ruta pasa esencialmente por campos que suelen estar cultivados y ¡estamos en plena temporada de siembra! Por lo tanto, fue necesario que Abeto, el alcalde de Sona, movilizara a su población para hacer avanzar rápidamente las obras, ¡mientras se retrasaban las labores agrícolas! Todo ello antes de que comience la temporada de lluvias, prevista para abril. Una verdadera carrera contra el tiempo... La comunidad de Sona tiene pocos medios, como ya hemos tenido ocasión de decir en muchas ocasiones. Pero lo que no le falta es mano de obra y buena voluntad. Así, desde el lunes 22 de marzo, ¡3 equipos de 80 personas cada uno han estado trabajando en la tarea!

Equipo para cavar la zanja de suministro de agua en la escuela de Sona.

Los equipos se repartieron las secciones de la zanja. Esta debe excavarse a una profundidad de 80 cm para evitar el riesgo de que la tubería sea arrancada durante el arado. Los excavadores también deben asegurarse de que el fondo de la zanja esté libre de rocas afiladas que puedan dañar la tubería.

¡Durante la duración de las obras, estimada en una semana, una auténtica guirnalda humana marcará el trazado de la futura tubería que conectará la captación del manantial con la escuela de Sona!

La supervisión de la Fundación

La instalación de la tubería requiere la intervención de Eric e Ignacio. En efecto, si los elementos de la tubería podían comprarse en Addis Abeba, los accesorios de bronce y los diversos elementos de montaje estaban en Europa. Por otra parte, enterrar la tubería requiere una metodología precisa debido a la dilatación que, desde el pleno sol hasta el subsuelo, provoca una contracción de unos 4 m en dicha longitud. A finales de marzo, Eric e Ignacio estarán en Sona para finalizar este magnífico proyecto, si las condiciones sanitarias lo permiten, por supuesto.

HAZ UNA DONACIÓN

Fotos de Getnet Yohanis, Melash Belete y Hervé Doulat